AUS (Valdivia) - ARQUITECTURA ARQUEOLÓGICA Y SITIOS PATRIMONIALES SIN ARQUITECTURA EN EL PERÍMETRO URBANO DEL VALDIVIA: CARTOGRAFÍA DESCRIPTIVA ACTUALIZADA Y COMENTARIOS SOBRE SU VALOR CIENTÍFICO INTEGRAL
Revistas Electrónicas UACh
Web Sistema de Bibliotecas UACh
Formulario de Contacto Revistas Electrónicas UACh (OFF)
Revistas Electrónicas UACh - AUS (Valdivia)
 
 no.12EditorialESPACIOS INTERMEDIOS EN ANTOFAGASTA: RELACIÓN DE LA ARQUITECTURA CON SU CONTEXTO  Indice de autoresIndice de materiabúsqueda de artículos
Inicio revistalista alfabética de revistas  
-
 
Revistas Electrónicas UACh - AUS (Valdivia)
AUS (Valdivia)

ISSN 0718-7262 versión on-line

  Texto completo PDF
 
  Como citar este artículo
  Agregar a favoritos
  Enviar a e-mail
  Imprimir HTML

  AUS (Valdivia) n.12 Valdivia 2012




Revista AUS 12 _4 - 9_segundo semestre dos mil doce_
DOI:10.4206/aus.2012.n12-02

Artículo

 

ARQUITECTURA ARQUEOLÓGICA Y SITIOS PATRIMONIALES SIN ARQUITECTURA EN EL PERÍMETRO URBANO DEL VALDIVIA: CARTOGRAFÍA DESCRIPTIVA ACTUALIZADA Y COMENTARIOS SOBRE SU VALOR CIENTÍFICO INTEGRAL 1

ARCHAEOLOGICAL ARCHITECTURE AND NON-BUILDING HERITAGE SITES IN THE URBAN AREA OF VALDIVIA CITY: UPDATED DESCRIPTIVE CARTOGRAPHY AND COMMENTS ABOUT ITS INTEGRAL SCIENTIFIC VALUE 1

 

Simón Urbina

Arqueologo, Universidad de Chile, Chile.
Académico Instituto de Historia y Ciencias Sociales, U. Austral de Chile, Chile. simon.urbina@uach.cl.

Leonor Adán

Arqueóloga, Universidad de Chile, Chile.
Directora, Dirección Museológica, U. Austral de Chile, Chile. ladan@uach.cl.

Mg. Doina Munita

Licenciada en Antropología mención Arqueología, U. de Chile, Chile. Consultor independiente. doinamunita@yahoo.com.

Rodrigo Mera

Licenciado en Antropología mención Arqueología, U. de Chile, Chile. Consultor independiente. meragol@gmail.com.


Resumen_

El presente artículo resume estudios arqueológicos efectuados en la ciudad de Valdivia entre los años 2007 y 2012. Distintas excavaciones estratigráficas y recolecciones superficiales se han efectuado en el marco de investigaciones dirigidas, estudios de impacto ambiental y salvataje. Apoyados en la cronología histórica de Valdivia, definida por Gabriel Guarda, se han correlacionado 37 yacimientos de diversas épocas y características. Se representa cartográficamente la distribución y tipología de sitios en referencia a sus evidencias muebles e inmuebles diagnósticas, materiales constructivos, dataciones y períodos. Se argumenta la necesidad de integrar el valor científco y cultural del patrimonio arqueológico valdiviano en los planes de ordenamiento territorial y planeamiento urbano futuro.

Palabras clave: arqueología urbana, patrimonio arquitectónico, cartografía, ciudad de Valdivia.


Abstract_

This article summarizes the archaeological studies carried out in the city of Valdivia between years 2007 and 2012. Different stratigraphic excavations and surface sample collections were conducted under targeted researches and environmental impact studies. Supported by the city's historical chronology, as defined by Gabriel Guarda, 37 sites from different epochs and features have been correlated. The sites' different distributions and types were mapped, referring to the chattel and real property evidence found, construction materials, dating and periods. There is a need to balance the scientific and cultural value of Valdivia's archaeological heritage in future land and urban master plans.

Key words: urban archaeology, architectural heritage, cartography, Valdivia city.


 

Introducción_

La ciudad de Valdivia (ca. 1552-2012) ha sido caracterizada como una ciudad novohispana, con un desarrollo bien conocido por sus períodos y fases urbanas (Guarda, 2001). Aún más, su historia puede relatarse prácticamente a lo largo del último milenio considerando sus ocupaciones arqueológicas (Adán et al., 2007, 2010: 26)2. Según el testimonio de los primeros cronistas, al momento de la invasión hispana (ca. 1551-1552) ya existían varios asentamientos indígenas y denominaciones topográficas de este origen (Adán y Urbina 2010: 28-29). Tiempo antes del arribo europeo ya existían en el lugar viviendas, cementerios, espacios comunitarios y puertos fluviales, inclusive milenios antes, si se consideran los antecedentes del período Arcaico3 (Imágenes 1 y 2).

 

 
Imagen 1_ Distribución regional de sitios arqueológicos al año 2010
(fuente: Elaborado por Aldo Farías).

 

 
Imagen 2_ Distribución comunal de sitios arqueológicos al año 2010 (Valdivia)
(fuente: Elaborado por Aldo Farías).

 

Considerando la data disponible en esta materia, a continuación presentamos una actualizada cartografía arqueológica de la ciudad de Valdivia. Hemos incorporado al presente registro diversas informaciones sobre hallazgos arqueológicos en pleno centro de la ciudad ocurridos en el siglo XX. Se debe notar, que el primer sitio de esta serie refiere a la construcción del actual terminal de buses (Guarda, 1994: 24), donde "…aparecen claramente varias capas de sedimentación, en una altura de dos metros aproximadamente, que permiten un estudio arqueológico-histórico sobre la evolución de la urbanización en Valdivia" (UACh, 1976: 3, en Guarda, 1994: 24)4.

Cartografía Arqueológica _

A continuación, ofrecemos una síntesis de estudios efectuados entre el año 2007 y 2012 en Valdivia. Para ello, se sugiere al lector consultar el listado descriptivo de sitios arqueológicos de la ciudad de Valdivia (Tabla 1) y las dos cartografías actualizadas con su ubicación (Imágenes 4 y 5).

 

Clic en la tabla para ampliar
 
Tabla1_ Listado de sitios, cronología y simbología (id) representada en cartografía de la ciudad de Valdivia (ver imágenes 4 y 5).

 

 
Imagen 3_ Partes subsistentes del plano holandés (ca. 1643). Sombreado representa sectores y solares del siglo XVI [ca. 1575] bajo la planta céntrica actual (fuente: Guarda 1994, Lámina 6: 28).

 

 
Imagen 4_ Distribución de sitios arqueológicos en el área fundacional de la ciudad de Valdivia (fuente: Elaborado por Aldo Farías).

 

 
Imagen 5_ Distribución de sitios arqueológicos en el perímetro urbano de la ciudad de Valdivia (fuente: Elaborado por Aldo Farías).

 

Área fundacional _

Un total de 24 sitios arqueológicos registrados en este trabajo se encuentran distribuidos entre el borde río oriental de la Isla Teja y el "área fundacional" de Valdivia. Los yacimientos se vinculan a espacios de lagunas, desagües y cursos fluviales mayores (río Calle Calle y Valdivia) (Imagen 4). Destaca una amplia variabilidad funcional y cronológica. Dentro de esta gama se incluyen sitios prehispánicos tardíos y/o coloniales con alfarería indígena decorada rojo sobre blanco (estilo Valdivia) (Imagen 6), inéditos para el centro de la ciudad (Casa Prochelle 1, Plaza Pedro de Valdivia y Contraloría Regional).

 

 

Imágenes 6a, 6b, 6c, 6d_ Alfarería. Piezas completas y fragmentos provenientes de sitios del período Alfarero Tardío y Colonial de Valdivia (fuente: Colección DM-UACh).
Imagen 6a_ Las Mulatas. Jarro Estilo Valdivia con superposición de bandas de rombos achurados en el cuerpo (fuente: Colección DM-UACh).
Imagen 6b_ Las Mulatas. Fragmentos de pieza Estilo Valdivia. Decoración mediante composición y superposición de bandas con rombos achurados en el cuerpo (fuente: Colección DM-UACh).
Imagen 6c_ Casino Valdivia. Fragmento de pieza monocroma con decoración incisa (fuente: Colección DM-UACh).
Imagen 6d_ Cabo Blanco 1. Fragmento de pieza decorada Estilo Valdivia y monocromas de color negro y rojo (pintada)(fuente: Colección DM-UACh).

 

La concentración de sitios hispanos de carácter funerario (cementerios), vinculados a otros de carácter ceremonial (conventos), se encuentran fechados documentalmente para la primera etapa urbana de Valdivia hispana (ca. 1552-1604) y demarcan en el eje cardinal norte-sur los principales solares entregados a las ordenes religiosas y a la Iglesia Mayor (Imagen 3). Además, su registro nos entregan una evidencia muy valiosa sobre el ordenamiento urbano inicial y la sobreposición que ocurre entre el componente hispano e indígena en los sitios Casino Valdivia, Plaza Pedro de Valdivia y calle Independencia con Arauco. Precisamente estos sitios, junto a aquellos como Contraloría Regional y Jardín Agroecológico San Francisco, conforman los solares o manzanas centrales del damero del siglo XVI (Guarda, 1994). Considerando que el uso de la teja se restringía a las casas de mayor prestigio (Durston, 1994: 73), los hallazgos de fragmentos de este material delimitan un perímetro que va desde el sitio Carlos Anwandter 1 al este, Huerta-Campus Cultura al oeste, Casino Valdivia al norte y Yungay 773 al sur-, siendo el más abundante de todos, aquel de calle Independencia con Arauco, en pleno centro de la ciudad.

Otro indicador de status y cronológico (siglo XVII) corresponde a la vajilla hispana decorada - mayólicas tipo Panamá, variedades Liso, Azul sobre Blanco y Polícromo A (Rovira, 2001)-, distribuida en varios sitios del área fundacional (Tabla 1, Imagen 7). Estas piezas, relativas a la época en que se inicia la repoblación o refundación de Valdivia, desde 1645-1647 en adelante, han sido identificadas en los sitios ya mencionados del centro, así como en un radio más amplio el cual incluye Isla Teja (Casa Prochelle 1 y Huerta-Campus Cultura) y el sector oriente de la ciudad (Plaza Acharán Arce), éste último sitio parte del barrio indígena conocido como la Carmenca5 . En todos ellos también prevalecen fragmentos de cerámica indígena monocromos (Plaza Avenida Alemania, Carlos Anwandter-1 y Casino Valdivia [sector calle Carampangue y O'Higgins]); algunos con decoración modelada (corrugados) e incisa (zig-zag u hojas) (Imagen 6).

 

 
Imágenes 7a, 7b, 7c, 7d_ Mayólicas. Piezas completas y fragmentos provenientes de sitios del período Alfarero Tardío y Colonial de Valdivia (fuente: Colección DM-UACh).
Imagen 7a_ Castillo San Luis de Alba (Cruces). Mayólica de referencia. Plato tipo Panamá Polícromo A (fuente: Colección DM-UACh).
Imagen 7b_ Contraloría Regional. Fragmentos de mayólica tipo Panamá Polícromo A (fuente: Colección DM-UACh).
Imagen 7c_ Independencia con Arauco. Fragmentos de mayólica tipo Panamá Liso y Panamá Polícromo A (fuente: Colección DM-UACh).
Imagen 7d_ Casa Prochelle 1. Fragmentos de mayólica tipo Panamá Polícromo A y Panamá Azul sobre Blanco (fuente: Colección DM-UACh).

 

Una situación similar, representa el hallazgo de variedades de lozas inglesas de los siglo XVIII-XIX (p.e. tipos Whiteware-Tranfer Printed y Annular Ware-Banded)6 en sitios próximo a la rivera fluvial (en Isla Teja: Casa Deportes-Campus Cultura y Casa Prochelle 1; en Valdivia: Torreón el Barro, Casino Valdivia, Plaza Pedro de Valdivia, Contraloría Regional, Yungay 773 y Jardín Agroecológico). Se configura así un espacio más intensamente ocupado por inmigrantes europeos en el epílogo del período Colonial e inicios de la República.

En el ámbito de la arquitectura del período Colonial y Republicano (siglos XVII-XX), el centro de Valdivia aún conserva muros in situ y estructuras completas de carácter defensivo (Torreón Los Canelos y El Barro), doméstico-ceremonial (Casino) e industrial relativas al período de colonización alemana o de esplendor industrial (Cervecería Anwandter, Casino Valdivia y Contraloría Regional) (Imagen 8)7 .Tres yacimientos documentan calles cubiertas de tablas de madera en pleno centro de la ciudad (Terminal de Buses, Camilo Henríquez 715 y Yungay-Torreón Los Canelos), rasgo que se asocia y/o sobrepone a sistemas de drenaje de aguas lluvia o alcantarillado, tanto de madera como caños de cerámica (siglo XIX). La cronología relativa de este conjunto de sitios, evidencian un lapso ocupacional entre el siglo XVI y XX, con la existencia de fechados absolutos sólo para el caso del Casino Valdivia (ca. 1700 DC).

 

 
Imágenes 8a, 8b, 8c_ Sitios con arquitectura arqueológica en el área fundacional de Valdivia (fuente: Rodrigo Mera y Simón Urbina). Imagen 8a_ Casino de Valdivia. Vista superior muro de ladrillo sobre cimiento o fundación de piedra laja (fuente: Rodrigo Mera y Simón Urbina).
Imagen 8b_ Contraloría Regional. Vista general excavación (tomada desde el Noreste). Se aprecia estructura de ladrillo con grieta (C1) (ca. 1909-1960) construida sobre fundaciones y cimientos de la Aduana (ca. 1850-1909), además de pilotes del nuevo edificio de la Contraloría en Valdivia (fuente: Rodrigo Mera y Simón Urbina).
Imagen 8c_ Contraloría Regional. Estructura de ladrillo con grieta (C2) (ca. 1909-1960) construida sobre fundaciones (A5 y A6) de la Aduana, correspondientes del período de colonización alemana (ca. 1850-1909) (fuente: Rodrigo Mera y Simón Urbina).

 

Perímetro urbano_

De un total de 13 sitios arqueológicos, nueve se ubican en el sector sur de la ciudad y cuatro hacia el Norte, formando una ocupación circundante cuya franja se ubica a una distancia que oscila entre 3 y 6 kilómetros de distancia de la actual Plaza de la República (km cero) (Imagen 5). Tres sitios son de tipo funerario, mientras el resto son asentamientos de carácter doméstico o habitacional. Los sitios, al igual que en el "área fundacional", ocupan sectores contiguos a hualves (Paillao), promontorios junto a esteros (Picarte 1 y Cabo Blanco 1) y terrazas próximas a los cursos fluviales principales, como el río Calle Calle-Valdivia (Collico 1, Barrio Estación 1 y Las Mulatas). Al norte del río Calle-Calle se registran sólo dos sitios, Cabo Blanco 1 (más cercano al río Cau Cau) y el fuerte hispano Las Ánimas, este último ubicado en el período Histórico Temprano (siglo XVI)8.

Elementos diagnósticos de carácter indígena en estos yacimientos son los fragmentos cerámicos monocromos como los registrados en Cabo Blanco 1  y en la localidad de Paillao (sitios 1-7), además cerámica decorada rojo sobre blanco (estilo Valdivia) registrada en Paillao 3 (ca. 1515 DC). Piezas cerámicas completas de estilo Valdivia se han recuperado en el cementerio Las Mulatas. La presencia de materialidad europea en estos sitios periféricos es prácticamente nula. Al parecer, en el caso de Picarte 1 (loza, motivo azul sobre blanco) y Paillao 3 (cerámica vidriada, ca. 1705 DC), se trataría de áreas de viviendas (ruka) que incorporan elementos de la vajilla europea como artículos exóticos en el ámbito doméstico. De acuerdo a las evidencias arqueológicas, esta situación, con numerosos asentamientos rodeando la ciudad se mantuvo inclusive hasta el siglo XVIII. Los asentamientos indígenas que se ubican en este anillo urbano, documentan la organización social y territorial de las parcialidades y agrupaciones indígenas del período Alfarero Tardío y Colonial (Urbina y Adán, 2012).

Arquitectura en piedra laja y mortero de argamasa sólo han sido detectadas en el caso del fuerte Las Ánimas (Van de Maele, 1968); instalación estratégica fuera de los límites urbanos del siglo XVI. Considerando9 el rango cronológico que indican los fechados cerámicos obtenidos en Paillao (ca. 1100 – 1700 DC), puede estimarse que al sur de Valdivia ocurre una efectiva continuidad de asentamientos indígenas habitacionales (ruka, lof o levos).

Considerando los dos ámbitos espaciales tratados anteriormente (Área Fundacional y Perímetro Urbano), trataremos un aspecto crucial relativo al uso de los datos arqueológicos con fines estratégicos, de ordenamiento y planificación urbana. Esperamos con ello fomentar una comprensión integral del patrimonio arqueológico de Valdivia, la cual habilite a otros especialistas y miembros de los gobiernos locales relacionados directa o indirectamente con la temática.

Ordenamiento territorial y planeamiento urbano_

Algunas personas piensan que el ordenamiento del territorio ha sido inherente al proceso de ocupación del espacio por parte de los grupos humanos desde los tiempos más remotos, haciendo una analogía entre la detección y elección de sectores para el asentamiento con el análisis territorial, entre la evaluación del espacio con la planificación y, entre la adaptación de los lugares a las necesidades propias de los grupos sociales con la gestión (Gómez Orea, 2008). Sin embargo, estos antiguos y complejos procesos de ocupación y manejo "en el" espacio -en contraste con un manejo "del" espacio-, hicieron uso de diferentes criterios y elecciones culturales que distan mucho de aquellos elementos que han llevado a la construcción del ordenamiento territorial (OT) como un ejercicio (con sus fases de diagnóstico, planificación y gestión), que en su ejecución considera disciplinas con una relación directa o indirecta al territorio.

En este tipo de esquemas evolutivos y simplificadores, ya sea de realidades pasadas o presentes, suele desconocer las diferentes dimensiones del vínculo entre los grupos culturales y el espacio, lo cual enriquecería enormemente esta relación intrínseca. El OT, como lo comprendemos hoy en día, puede entenderse desde el surgimiento de las entidades urbanas, donde sí es posible observar y segregar los objetivos contemplados en el análisis, planificación y gestión territorial, referidos principalmente a la corrección de los desequilibrios territoriales y la localización de las actividades humanas y la utilización del ordenamiento como instrumento preventivo de gestión ambiental y enfoque metodológico de planificación de desarrollo sostenible (Gómez Orea, 2008). En las ciudades, como es el caso de Valdivia, el punto de partida del análisis urbano territorial se orienta hacia la economía urbana, donde el espacio se encuentra modelado por el uso de suelos10. Y es en este mercado de suelo, donde lo urbano, lo urbanizable y lo rural, se encuentran con el componente patrimonial.

Si los procesos económicos -como procesos especulativos que dominan el territorio- se fortalecen en las ciudades, aquello que ocurra en la economía urbana (al interior de la ciudad), repercutirá necesariamente en la planificación regional (la ciudad y su territorio circundante), en la planificación estratégica (la evaluación de clusters económicos, planes de acción, seguimiento y control) y finalmente, la economía espacial. Por lo tanto, la invisibilización del patrimonio cultural tangible dentro del análisis urbano territorial, en este caso refriéndonos a la arqueología de Valdivia, presenta inevitables consecuencias en todo el territorio y en el modo de su consideración.

Así como hoy se conforman los espacios urbanos -mediante extensión o densificación-, muy probablemente en el pasado estos espacios también fueron escogidos y ocupados, por lo que una ciudad en la actualidad, extrañamente será una "tabula rasa". Los sitios y elementos arqueológicos aforarán desde el subsuelo en el momento menos esperado o estarán ahí, sin que alguien repare en ellos, hasta ser impactados por las diferentes inversiones que se lleven a cabo en los suelos urbanos. Con el fin de evitar estos impactos y de subsanar la "imposibilidad" de considerar al patrimonio cultural tangible en los modelos teóricos aplicados en el análisis territorial, es necesario recurrir a conceptos económicos que integren a este patrimonio en el espacio urbano. En esta situación es cuando se torna más adecuado considerar a los yacimientos arqueológicos como "recursos"; recursos no renovables con manifestación en el territorio y por tanto inmersos en el medio físico, que puedan ser integrados en un marco económico como capital social (Ladrón de Guevara, 2003) y formen parte de los espacios de maquetación o escenarios contextuales y prospectivos.

En la práctica, he aquí la relevancia de la generación de cartografías arqueológica actualizables y memorias explicativas en los diagnósticos integrados, con el fin de dar cuenta no sólo de la presencia de estos recursos, sino que también de su expresión en el territorio.

Una vez contemplado el componente arqueológico en los diagnósticos territoriales, se hace posible la superposición de capas de información y la generación de zonificaciones adecuadas en las etapas de planificación, donde la presencia de recursos arqueológicos o de zonas de potenciales hallazgos (como los bordes de río y las terrazas lacustres), sean considerados en los diferentes instrumentos de planificación territorial (IPT), asumiendo de forma real y preventiva, las diferentes figuras legales de protección (p.e. zonas típicas y recursos patrimoniales como monumentos nacionales), dejando de lado el desconocimiento o la falta de procedimientos existentes hoy en día, en cuanto al tratamiento del patrimonio cultural en ciudades como Valdivia.

Comentarios finales_

Considerando la jerarquía y distribución de los sitios que hemos referido para las distintas épocas, la ciudad de Valdivia posee un entorno habitable de gran extensión, el cual ha constituido un espacio histórico de transición urbano-rural. Mientras el concepto de urbe colonial abarcaba una red de asentamientos y sectores densos habitados en torno a ella, que le eran complementarios, dicho ordenamiento definía distintos anillos en torno al sector nuclear y una disposición de barrios principales y secundarios propios de la ciudad (Hardoy y Gutman, 2008: 742-745). Al concebir la ciudad de Valdivia como una entidad urbana compleja de origen pre occidental (europeo) -sectorizada, jerarquizada e integrada a su espacio circundante-, nuevas investigaciones en el ámbito histórico y antropológico, podrán también valorar mejor su papel en el concierto de las ciudades y jurisdicciones del virreinato del Perú y la república de Chile.

Si se considera la tipología y la distribución de sitios y elementos arqueológicos diagnósticos presentados, podemos proyectar la fisonomía de Valdivia a lo largo del último milenio, tanto como una entidad urbana que atraviesa temporalidades y tradiciones culturales de distinta índole; las cuales definen su historia y estructura posterior. El despliegue eficiente de la información arqueológica permitirá aportar al desarrollo de políticas asociadas a la planificación urbana. El ordenamiento del territorio de Valdivia debe considerar desde la etapa mapuche huilliche hasta nuestros tiempos. Las políticas urbanas, deben ser evaluadas en asociación a las transformaciones planificadas o forzadas de la ciudad y su entorno. Una "mirada integral" de los datos y aportes disciplinarios, en formato cartográfico, permiten de este modo construir una "imagen histórica situada" del patrimonio de la ciudad utilizando herramientas de ordenamiento territorial y planeamiento urbano, las cuales integran la experiencia de habitar este lugar (Valdivia) desde tiempos prehispánicos.

Notas

[1] Este trabajo es resultado del proyecto DID S-2012-41 Universidad Austral de Chile, La Plaza de Valdivia: Los Castillos del Estuario y el Río Cruces. Primer estudio comparado de sus colecciones arqueológicas coloniales, s. XVII y XVIII y del proyecto FNDR (2008): Valdivia Arqueológica: Guía Histórica-Urbana de la Ciudad, Gobierno Regional de Los Ríos.

[2] Previo a la instalación hispana, algunos testimonios de la época señalan la presencia de un vecindario (de ruka) descritas como "muy buenas" y "razonables casas" (Vivar, 1979[1558]: 191; Mariño, 1865[1580]: 138) descritas sobre una loma alta "adornada de arboledas sembrada a mano", el cual daba el perfil y organizaba el principal sector habitacional indígena, ubicado en la actual calle Carlos Anwandter (Guarda, 1994: 30-31, lámina 8: 32). Mariño de Lobera, también señala hacia el suroeste de estas ruka, un lugar "de junta" adyacente al río, el que describe como una "larguísima carrera donde los indios jugaban a la chueca" (palihue), cuya longitud alcanzaba los 400 pasos castellanos (± 560 metros) (Mariño, 1865[1580]: 138; Guarda, 1994: 23). Dicho palihue corresponde a un espacio de congregación de alta relevancia política y comunitaria mapuche, de arquitectura llana, extensa y despejada, lugar de condiciones inmejorables para trazar la plaza, edificios, manzanas y solares de la nueva ciudad (Imagen 3). En los alrededores del palihue se disponían "grandes llanadas" con abundante población y extensos campos agrícolas. Se agrega a este panorama previo a la fundación hispana, una ribera fluvial activamente utilizada para la recalada y zarpe de canoas, las que circulaban cargadas de gentes y recursos; la admiración surge en palabras del cronista al "… ver entrar tantas canoas por aquellos ríos hasta llegar a las casas" (Mariño, 1865[1580]: 131).

[3] Se tienen evidencias de piezas cerámicas de estilo Pitrén recuperados en Angachilla, también materiales líticos propios de cazadores-recolectores del período Arcaico en Huachocopihue y una datación radiocarbónica de 2.000 AC para un evento de incendio en el sitio Carlos Anwandter 1, el cual probablemente corresponde al efecto de una acción humana.

[4] Otras referencias son las osamentas y entierros de españoles excavados en 1907 bajo la actual Plaza de la República que refieren con probabilidad al cementerio de la Iglesia Mayor (Guarda, 1999, nota 7: 12); luego, un plano del año 1718 indica la existencia de muros originales del Convento de San Francisco, esquina calles Yungay y Yerbas Buenas, sobre los cuales se estaba reedificando el nuevo convento, en el antiguo solar (Guarda, 1999, nota 8: 13); en tercer lugar, las ruinas y vestigios de muros de piedra laja del convento de La Merced, conservados hasta inicios del siglo XX en la calle Carlos Anwandter nº 624, reutilizados para los cimientos de una bodega de vinos (Guarda, 1999, nota 11: 15); y finalmente, los testigos del Convento de Santo Domingo a la luz de "… excavaciones hechas a fines del siglo XIX y XX -1950, al construirse el hotel Pedro de Valdivia- revelaron vestigios y osamentas, correspondientes a enterramientos; los relatos de la destrucción confirman su relación respecto del río, junto al cabezal este del puente Pedro de Valdivia…" (Guarda, 1999: 16).

[5] Parte del sector o barrio lo conforman los sitios Plaza Avenida Alemania, Carlos Anwandter-1, Carlos Anwandter nº 624. En Valdivia, el barrio de La Carmenga o de la Merced -al igual que en Huamanga, Potosí y Cusco-, recibió este nombre por residir allí el grueso de la población indígena (Mapuche Huilliche) en el siglo XVI (Guarda, 1994: 24, 41, 101-102).

[6] Fuente para la identificación: Colección tipología cerámica on-line. Museo de Historia Natural, Universidad de La Florida: http://www.flmnh.ufl.edu/histarch/gallery_types/Spanish/. Consultado el 22-10-2012.

[7] El caso del Cerco de Duce merece una investigación arqueológica en profundidad. Si bien sobre la base de la cartografía histórica existente, el proyecto de Duce podría ser modelado sobre la actual planta urbana (Guarda 2008: 15-17), aún no se han efectuado estudios sistemáticos para su identificación en terreno.

[8] Restos óseos correspondientes a sitios de cementerio se recuperaron en la década de 1990, en el lugar ocupado por la Fábrica EMASIL.

[9] Identificadas a partir de registro fotográfico de trabajos de Mauricio van de Maele. Archivo Dirección Museológica, Universidad Austral de Chile (visto el 30.07.2012).

[10] En urbanismo, las modelaciones como herramienta de análisis -base de diagnósticos y de planificación-, responderán a variables funcionales, distribucionales, de transporte, sociológicas, ecológicas, entre otras, a partir de la observación del presente (determinación sincrónica de los fenómenos en tiempo y espacio). Dado que el historicismo no corresponde a un mecanismo de análisis viable en urbanismo, debido al sesgo que considera, actualmente el componente histórico de las ciudades no se encuentra relacionado con ningún modelo urbano-territorial paradigmático, sino que sólo forma parte del sustrato cultural, que si bien tiene relación con los procesos de formación de los espacios urbanos, no explica los procesos que allí ocurren, ni permite solucionar sus problemas. Pero esta "desatención" obligada de la economía urbana hacia el patrimonio cultural, con expresión en el territorio, conlleva grandes repercusiones que, sólo actualmente, se intenta abordar.

Referencias

Adán, L., Mera, R., Bahamondes, F., Donoso, S., 2007a. Historia cultural de la cuenca del río Valdivia: proposiciones a partir del estudio de sitios alfareros prehispánicos e históricos. Revista Austral de Ciencias Sociales nº 12: 5-30, Valdivia.

Adán, L., Mera, R., Munita, D., Urbina, S., 2010. Los primeros habitantes. Síntesis de la historia prehispánica de la actual Región de Los Ríos. En Síntesis Histórica de la Región de Los Ríos. Diagnóstico del Patrimonio Cultural de la Región de Los Ríos, Capítulo 1, pp. 3-27, Valdivia.

Adán, L., Urbina, S., 2010. Una aproximación a la historia indígena de los mapuche huilliche de la jurisdicción de Valdivia. En Síntesis Histórica de la Región de Los Ríos. Diagnóstico del Patrimonio Cultural de la Región de Los Ríos, Capítulo 2, pp. 28-53, Valdivia.

Durston, A., 1994. Un régimen urbanístico en la América Hispana colonial: el trazado en damero durante los siglos XVI y XVII. Historia 28: 59-115. Gómez, D., 2008. Ordenación Territorial. Mundi-Prensa y Editorial Agrícola Española S.A. Madrid.

Guarda, G., 1994. Una ciudad chilena del siglo XVI: Valdivia: 1552-1604, urbanística, red pública, economía, sociedad. Universidad Católica de Chile, Santiago.

Guarda, G., 1999. Historia de la Iglesia en Valdivia. Museo de la Catedral, Valdivia.

Guarda, G., 2001. Nueva Historia de Valdivia. Ediciones Universidad Católica, Santiago.

Guarda, G., 2008. Cuatro Siglos de evolución Urbana. Valdivia 1552-1910. Instituto de Arquitectura y Urbanismo, Universidad Astral de Chile, Valdivia.

Hardoy, J., Gutman, M., 2008. Construcción urbana y rural: sus aspectos ideológicos, sociales y económicos. En Historia General de América Latina, volumen III, Tomo 2, pp. 719-772. Ediciones UNESCO, Editorial Trotta, Madrid.

Ladrón de Guevara, B., Gaete, N., Morales, S., 2003. El patrimonio como fundamento para el desarrollo del capital social: el caso de un sitio arqueológico y Puntilla Tenglo. Conserva nº 7: 5-22.

Mariño de Lobera, P., 1865[1580]. Crónica del Reino de Chile. Colección de historiadores de Chile y de documentos relativos a la historia nacional. Imprenta del Ferrocarril. Santiago. Tomo VI.

Rovira, B., 2001. Presencia de mayólicas panameñas en el mundo colonial. Algunas consideraciones acerca de su distribución y cronología. Latin American Antiquity nº 12(3): 291-303.

Universidad Austral de Chile, oficina Santiago, 1976. Boletín Informativo nº 8: 1-3, 10 de mayo de 1976. Manuscrito.

Urbina, S., Adán, L., 2012. La ciudad de Valdivia y su jurisdicción: elementos para una historia indígena en el período Colonial Temprano. Ponencia presentada en el V Congreso Nacional de Arqueología Histórica Argentina, Buenos Aires.

Van de Maele, M., 1968. Investigaciones Históricas. Investigaciones Arqueológicas. Mapa Histórico-Arqueológico de la provincia de Valdivia. Museo Histórico y Antropológico, Universidad Austral de Chile, Valdivia.

Vivar, G., 1979[1558]. Crónica y relación copiosa y verdades de le los Reinos de Chile. Colección de escritores coloniales. Berlín Mormey, Editorial Universitaria, Biblioteca Iberoamericana, Colloquium Verlag.

 

Recepción: 5 de noviembre de 2012
Aceptación:
7 de enero 2013

 

 

© 2017 • Instituto de Arquitectura y Urbanismo, Facultad de Ciencias de la Ingeniería, Universidad Austral de Chile.
Teléfono/Fax: 56 63 221943 • Casilla 567 • Campus Isla Teja S/N • Valdivia • Chile
E-mail: