AUS (Valdivia) - VALORACIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL EN LOS RÍOS: UNA NUEVA MIRADA PARA EL ANÁLISIS Y LA GESTIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL
Revistas Electrónicas UACh
Web Sistema de Bibliotecas UACh
Formulario de Contacto Revistas Electrónicas UACh (OFF)
Revistas Electrónicas UACh - AUS (Valdivia)
 
 no.8La construcción y destrucción de la arquitectura en ChileESTADO DEL ARTE DEL PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO DE REGIÓN DE LOS RÍOS_CHILE  Indice de autoresIndice de materiabúsqueda de artículos
Inicio revistalista alfabética de revistas  
-
 
Revistas Electrónicas UACh - AUS (Valdivia)
AUS (Valdivia)

ISSN 0718-7262 versión on-line

  Texto completo PDF
 
  Como citar este artículo
  Agregar a favoritos
  Enviar a e-mail
  Imprimir HTML

  AUS (Valdivia) n.8 Valdivia 2010




Revista AUS 8 _4 - 7_segundo semestre dos mil diez_
DOI:10.4206/aus.2010.n8-02

Artículo

 

VALORACIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL EN LOS RÍOS. UNA NUEVA MIRADA PARA EL ANÁLISIS Y LA GESTIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL

ASSESSMENT OF CULTURAL HERITAGE IN LOS RÍOS. A NEW LOOK FOR THE ANALYSIS AND MANAGEMENT OF CULTURAL HERITAGE

 

Pablo Peña Gálvez

Licenciado en Ciencias Económicas, Universidad de Chile, Chile. Ingeniero Comercial, mención Economía, Universidad de Chile, Chile. www.patrimoniaconsultores.cl pablo.penag@gmail.com.


Resumen_

La gestión del patrimonio cultural se ha posicionado como materia de estudio, análisis y planificación pública en Chile. Sin embargo, parte fundamental de esta disciplina, el análisis del valor, sigue permaneciendo relegado del análisis científico y disociado de las propuestas y mecanismos de gestión. El recién finalizado estudio del “Diagnóstico del Patrimonio Cultural de la Región de Los Ríos” ha abordado esta materia para efectos de proponer una agenda de trabajo en patrimonio cultural para la región en el mediano plazo. Este ejercicio constituye un referente y punto de inicio para la investigación especializada y ciertamente agrega elementos valiosos para el proceso global de diseño y planificación en patrimonio cultural.

Palabras clave: Patrimonio cultural, gestión patrimonial, valoración, identidad cultural.

Abstract_

Cultural heritage management has positioned itself as a subject of study, analysis and public planning in Chile. However, a fundamental part of this discipline, The value analysis relegated remaining scientific analysis and dissociated from the proposals and mechanisms management. The recently completed study “Diagnóstico del Patrimonio Cultural de de la Región de Los Ríos” has addressed this matter for purposes of proposing an agenda of work in heritage culture for the region over the medium term. This exercise is a reference point and home for specialized research and certainly adds valuable elements the overall process of design and heritage planning.

Key words: Cultural heritage, heritage management, valuation, cultural identity.


 

 
Imagen 1_Panorámica de Valdivia.

 

El misterio del valor patrimonial: “De la subjetividad a la objetividad”_

La alusión al término “Patrimonio Cultural”, en medio de una conversación cotidiana, un trabajo de investigación o un discurso oficial, nos hace referencia a un conjunto de visiones e imágenes u objetos asociados a “lo antiguo”, “lo histórico”, “lo romántico”; una especie de reconocimiento del valor e importancia de la memoria histórica en nuestras vidas presentes.

Los objetos, sitios o simplemente cosas que relacionamos con patrimonio cultural poseen un marcado peso interpretativo en nuestro inconsciente colectivo en el sentido que son significativos o representativos de la identidad de una cultura en un momento y lugar definido en el tiempo y el espacio, característica fundamental que de manera implícita subyace en la valoración social de cada uno de éstos y marca la diferencia entre lo histórico común y lo patrimonial.

El patrimonio cultural y por extensión su expresión concreta, los bienes patrimoniales, gozan de una alta valoración social como ideas fuerza o referentes sociales de nuestros tiempos. En cierta medida existe un fenómeno sociológico con su posicionamiento en las prioridades sociales de los últimos 40 años, hasta el punto de haber constituido instituciones estatales y multinacionales, leyes e incluso mercados en países más avanzados en la materia. Sin embargo, pese a todos los avances, ciertos aspectos fundamentales en torno al patrimonio cultural permanecen, aún en nuestra época, en la penumbra del conocimiento especializado y más aún, del debate social. Entre estos aspectos se encuentra la noción de “valor patrimonial”, el proceso mediante el cual a un bien se le transfiere, a través de un mecanismo desconocido, la significación propia de lo excepcional, lo que marca la barrera entre lo patrimonial y lo corriente.

El valor patrimonial aparece como una condición subjetiva intrínseca y abordada de forma diferente en cada experiencia de investigación y planificación en la materia. Esto se debe a que la decisión de lo que consideramos “patrimonial” y su valor, sea éste un bien, sitio u objeto, y pese a la existencia de ciertos parámetros objetivos y algoritmos de valoración, finalmente reside siempre en una apreciación de criterio por parte de un especialista, un planificador o una persona común y corriente interesada en la materia.

Este último punto es relevante pues refleja al menos dos consecuencias directas para todo proceso de valoración de un bien u objeto patrimonial: primero, que el valor de cualquier bien estará dado por una combinación de las valoraciones de los distintos individuos que se relacionan con éste y segundo, que todo bien contiene ciertos elementos objetivos de valoración expresados en variables definidas y eventualmente parametrizadas (historia, formas constructivas, valores estéticos, etc.) y valores subjetivos donde la asignación de valor responde a una serie de factores sociales, perceptivos o de significación social y no asociados a una dimensión técnica ni a estándares paramétricos de evaluación.

 

 

La temática del “valor patrimonial” marcó transversalmente el recién finalizado estudio “Diagnóstico del Patrimonio Cultural de la Región de Los Ríos”, trabajo de investigación y análisis realizado por la Universidad Austral de Chile para el Gobierno Regional de Los Ríos, que abordó procesos de significación y valoración del universo de los bienes patrimoniales de la región. A partir de éste, se propusieron acciones concretas saltando de la dimensión teórica del valor patrimonial a la dimensión práctica de la gestión y las decisiones públicas en la materia, en el marco de un ejercicio democrático de consulta y valoración ciudadana; un ejercicio en definitiva sin precedentes en el país, y en lo conocido por este autor, en el resto del mundo.

El desafío de entender qué genera el valor patrimonial y cómo este valor desencadena una serie de acciones de investigación, preservación o valorización económica, posiblemente marquen la agenda pública en los próximos años a nivel mundial. Es necesario iniciar esfuerzos como el presente, para abordar de manera más informada y certera los desafíos que nos propone en el día a día el trabajo en la materia.

El diagnóstico del patrimonio cultural de Los Ríos_

El desafío de definir qué consideramos valioso constituye el primer paso en la planificación de la gestión patrimonial. Definir luego cómo poner en valor estos bienes marca el segundo y trascendental. “El hecho de disponer de una oferta de acogida y de una cultura más o menos interesante no aporta en sí mismo desarrollo económico sostenible, el atractivo de cada oferta depende del valor simbólico intangible, aprendido o comunicado” (Bonet, 2003).

La región de Los Ríos es indiscutiblemente uno de los referentes culturales del país y Valdivia, su capital, una de las ciudades con mayor identidad cultural en Chile. Sin embargo este carácter, reconocido por todos sus habitantes, no contaba con un reconocimiento oficial plasmado en la investigación o política pública, por el contrario, se encuentra en la actualidad amenazado por su propio crecimiento económico. “Actualmente el patrimonio histórico de la ciudad está en riesgo por el acelerado crecimiento del centro de la ciudad, donde se produce presión por parte de los inversionistas, sin importar el valor histórico que este suelo pueda tener” (Herrero, 2005).

Este estudio parte de la base que el diagnóstico realizado debe estar al servicio del proceso integral de desarrollo de la región. Las conclusiones y propuestas generadas han sido puestas en conocimiento de las autoridades con el propósito de diseñar mecanismos de financiamiento y gestión pública y programas permanentes de apoyo hacia los conjuntos de bienes patrimoniales más representativos de las distintas identidades culturales de la región.

¿Cómo valoramos el patrimonio cultural?_

Si bien el estudio presentado destaca por sus resultados en términos de propuestas de acción hacia la autoridad sobre el patrimonio cultural regional, su valor agregado se encuentra en las metodologías o nuevas técnicas de valoración y clasificación de bienes patrimoniales desarrolladas por el equipo; técnicas que en el mediano plazo formarán un referente en materia de trabajo sectorial.

El trabajo realizado por el equipo de investigación siguió a lo largo de todo el estudio un proceso metodológico riguroso y estructurado, que distinguió cuatro fases o etapas de trabajo bien definidas.

1_Identifcación
2_Valoración
3_Jerarquización y agrupamiento
4_Propuestas de acción

En la primera fase, los distintos equipos de especialistas por actividad -arquitectos, arqueólogos, etnógrafos y antropólogos- llevaron a cabo un arduo proceso de identificación de los bienes patrimoniales de la región. En todo momento prevaleció un criterio amplio de inclusión, que permitiera relevar todo el universo de expresiones presentes. Los resultados se expresan en la construcción de un amplio catastro de los bienes patrimoniales de la región de Los Ríos, estructurado en cuatro componentes disciplinarios: Arquitectura, Arqueología, Intangible e Indígena.

La segunda fase, valoración, constituye un elemento innovador en el trabajo en patrimonio en Chile y pionero en el mundo. Se diseñó un mecanismo de valoración multidisciplinario que consideró la percepción de los actores relacionados sobre un determinado bien, sitio u objeto patrimonial para aproximarse a una medida del valor económico-social, de un bien patrimonial. Se estableció una categorización en función de variables como la accesibilidad, demanda o inserción territorial de cada bien, variables que finalmente entregan una medida de su valoración social. Posteriormente se combinó esta valoración con el diagnóstico y valoración especializada de los profesionales en materia de arqueología, arquitectura y etnografía para obtener una medida de valor combinada de todos los bienes identificados. Los resultados obtenidos, pese a sus limitaciones, permiten un acercamiento un tanto más objetivo y estructurado a la temática del valor y ciertamente marcan un avance en el conocimiento especializado que se tenía hasta el momento de esta materia.

La fase de jerarquización acompañó al proceso de valoración. En la medida que se obtuvo un indicador del valor de cada bien, el equipo jerarquizó el catastro considerando dos enfoques alternativos de agrupamiento i) Agrupación taxonómica - ordinal y ii) Agrupación heterárquica.

El método de agrupación taxonómica se realizó a partir del agrupamiento de bienes en función de sus características naturales para formar categorías comunes de bienes. A modo de ejemplo, en el caso de los bienes del catastro de arquitectura, se identificaron categorías de bienes asociados a patrimonio urbano, ferroviario y religioso, entre otros. Sobre esta base, al interior de cada grupo se identificaron los bienes más valiosos de cada conjunto.

El método de agrupación heterárquica agrupó los bienes en taxonomías basadas directamente en los resultados del ejercicio de valoración. Mediante técnicas estadísticas avanzadas se identificaron los componentes de valor dentro de la base de datos de bienes y sitios patrimoniales para agrupar aquellos que compartían características comunes. El resultado entregó una agrupación no ordinal de todos los bienes y permitió el diseño de recomendaciones y líneas de acción para cada uno de estas agrupaciones. La metodología de agrupamiento heterárquica se utilizó exclusivamente para el análisis del catastro arqueológico.

Finalmente, la fase de propuestas elaboró líneas de trabajo específicas para las instituciones regionales en base al análisis del ejercicio de identificación, valoración, agrupación y jerarquización de los bienes patrimoniales. En la fase de propuestas, se evaluaron las problemáticas recurrentes en la región, los objetivos de las políticas públicas nacionales y los criterios generales de bienestar en base a un modelo de desarrollo económico sostenible. Es decir, se realizó el vínculo entre los fundamentos y nociones del valor y significación del patrimonio cultural y las necesidades sociales y la inserción económica social de los bienes que forman parte de él.

Los programas de patrimonio cultural para Los Ríos_

Los resultados del diagnóstico permitieron diseñar un plan general de trabajo en patrimonio cultural para la región. Esta propuesta es la síntesis de todos los levantamientos de información, fichas de inmuebles patrimoniales y propuestas de la población regional entregadas al equipo consultor mediante jornadas de participación ciudadana para cada comuna.

El plan de trabajo se compuso de dos tipos de programas: un primer grupo de programas transversales, de cobertura universal para todos los bienes catastrados y cuyo propósito es instalar el cuidado e interés de la población e instituciones regionales por el patrimonio cultural. En éste se consideran tres programas:

_Un programa de investigación, que mejore el conocimiento especializado tanto de los distintos sitios y bienes patrimoniales de la región como las técnicas de identificación, conservación o puesta en valor de éstos.

_Un programa de protección y recuperación, que concientice e incentive a la población a respetar sus espacios públicos y bienes patrimoniales y permita el diseño de mecanismos de apoyo público a las iniciativas locales de protección.

_Un programa de divulgación y sensibilización, orientado a promover la educación patrimonial en su amplio sentido: difundir en la población información de sus bienes patrimoniales, visibilizar sitios y bienes desconocidos e inculcar a la población en edad escolar el interés, cuidado y buenas prácticas para con estos bienes y sitios.

Asimismo se propuso un segundo grupo de programas específicos que apuntan a relevar los principales grupos de bienes identificados en el estudio, que son: el patrimonio fortificado, el industrial, el urbano, el indígena, el religioso, el inmaterial y el arqueológico.

_Un programa de patrimonio industrial, que integre las múltiples expresiones del desarrollo industrial en la región, en particular la red ferroviaria y su rol histórico como articulador del proceso de colonización del interior de la región durante la primera mitad del siglo XX.

_Un programa de patrimonio urbano, que reconozca los distintos períodos de expansión regional y su efecto sobre la historia constructiva y urbanística de la región, particularmente en su capital Valdivia y en la ciudad de La Unión.

_Un programa de patrimonio fortificado, orientado abordar la existencia del conjunto fortificado de la bahía de Corral y San Luis de Alba, relevantes para el patrimonio mundial en el contexto de las fortificaciones coloniales españolas del Pacífico.

_Un programa de patrimonio religioso, que dé cuenta de vocación e historia regional con el culto y la religiosidad, factor reflejado en la existencia de múltiples iglesias y fiestas religiosas aún existentes en Los Ríos.

_Un programa de patrimonio indígena, que aborde de manera integral el tratamiento de las expresiones culturales de los pueblos indígenas de la región y que se articule con las demás políticas de promoción del desarrollo indígena.

_Un programa de patrimonio inmaterial que investigue, identifique y ponga en valor el patrimonio intangible regional, dada la existencia de una riqueza cultural ignorada, hasta el momento de este estudio, por los estudios y trabajo en la materia.

_Un programa de patrimonio arqueológico, que permita la visibilización e investigación en torno a los múltiples sitios arqueológicos de la región y el resguardo de los tesoros muebles y sitios más amenazados por el resto de las actividades humanas.

 

 
Imagen 2_Plaza de La Unión.

 

Los resultados globales del estudio_

A nivel global, el estudio “Diagnóstico del Patrimonio Cultural de la Región de los Ríos”, aporta a la comunidad especializada un nuevo referente de diagnóstico, análisis y propuestas de gestión en materia de patrimonio cultural el cual se materializa en la construcción y posterior jerarquización del catastro de bienes patrimoniales de la región, principal hito del estudio en términos de productos obtenidos.

El ejercicio de investigación permitió, en primer lugar, la identificación de 1477 bienes patrimoniales a lo largo y ancho de la región, cifra que resume el gran acervo cultural de la región de Los Ríos. En segundo lugar, se identificaron los grupos de bienes que conforman el patrimonio cultural regional, cuyo valor agregado consistió en identificar todos los bienes que lo conforman y diseñar un programa de trabajo para cada uno de éstos. La priorización de alguno de estos ejes corresponderá a sus autoridades y población, entendiendo la necesidad de focalizar el esfuerzo en aquellos conjuntos de mayor urgencia y relevancia para la cultura regional.

En tercer lugar, se ratifica la excepcional diversidad del patrimonio cultural y la existencia de una potente cultura de lo local, que reconoce y valora su identidad y promueve el aprendizaje ciudadano de buenas prácticas y apropiación social. Este elemento surgió espontáneamente en cada una de las jornadas ciudadanas y se expresa en las fiestas, tradiciones y otras expresiones de patrimonio inmaterial. En total se contabilizaron 159 expresiones inmateriales en la región, es decir, más de 13 por comuna.

En cuarto lugar, desde una perspectiva más analítica, la misma naturaleza diversa de los bienes determina la existencia de distintas propuestas de gestión. Por ejemplo, una característica de la región de Los Ríos es la existencia de un vasto patrimonio “invisible”, especialmente en materia de arqueología, de sitios con alto potencial investigativo pero cuya musealización es compleja, y donde se confirma que la actividad turística no es el único motor de puesta en valor del patrimonio cultural, sino que más cercana está la educación patrimonial o la investigación científica especializada.

Un último resultado investigativo lo constituye la caracterización del patrimonio regional. La región de Los Ríos constituye un ejemplo para el país de convivencia multiétnica a lo largo de toda su historia, desde inicios del poblamiento humano. El trabajo de los componentes de arqueología e historia es categórico en afirmar esta condición que se expresa en la variedad de períodos históricos de los bienes patrimoniales catastrados, en su localización en la región y cómo estas localizaciones marcaron el poblamiento y desarrollo cultural de la región. Atender esta condición es un reto y una oportunidad para la región de avanzar, no sólo en la gestión del patrimonio, sino que en su integración cultural como unidad territorial excepcional para el país.

Los próximos pasos_

La profundización de los elementos anteriores marcará la siguiente fase del trabajo investigativo en la región, señalando orientaciones o directrices específicas para los especialistas en la materia. Por esto, es importante definir los puntos relevantes para la agenda pública local en los próximos años.

El esfuerzo investigativo desarrollado por el equipo consultor se enmarca en una política pública que entiende el patrimonio cultural como un factor de identidad cultural y desarrollo económico y social para la región, el que debe acompañarse en el mediano plazo por acciones concretas de trabajo. Asimismo, corresponderá a los respectivos actores continuar la profundización de la investigación científica en la región.

Un ejercicio guía como el presente, debe ser sucedido por el diseño de programas de investigación especializado que permitan a la región aprovechar estas oportunidades en beneficio de su población, tarea en la que convergen esfuerzos de autoridades locales y centros de investigación regionales. En este mismo sentido y pese al avance logrado por el estudio, se hace necesaria una profundización y ajuste en el desarrollo de metodologías específicas de valoración patrimonial. auS

 

 
Imagen 3_Puente Río Bueno.

 

 
Imagen 4_Iglesia de Panguipulli.

 

Referencias bibliográficas

Adán L., Urbina S., 2010. Informe de diagnóstico y valorización del patrimonio arqueológico de la región de Los Ríos para estudio Diagnóstico del patrimonio cultural región de Los Ríos. Gobierno regional de Los Ríos. Manuscrito.

Bonet,Ll 2003. Turismo y cultura, una reflexión de la ciencia económica. Portal Iberoamericano de Gestión cultural. Visitado el 10 julio 2010. Disponible en: www.gestioncultural.org.

Erlij M., Di llollo M., Kucky D., 2005. Manual metodológico de identificación de inmuebles y zonas de conservación histórica. SURPLAN Ltda para Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Herrero L.C., 2005. Valoración del patrimonio cultural: Aplicación al conjunto histórico de la ciudad de Valdivia (Chile). VII encuentro de economía aplicada Murcia, España

Peña, P., Adán J., 2010. Modelos de gestión y lineamientos para la actuación pública sobre el patrimonio regional para estudio Diagnóstico del patrimonio cultural región de Los Ríos. Gobierno Regional de Los Ríos. Manuscrito.

UNESCO 1972. Convención sobre la protección del patrimonio mundial, cultural y natural. París, Francia. En World Heritage Centre.

UNESCO 2003. Convención para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial. París, Francia. En World Heritage Centre.

 

Recepción: 15 Julio de 2010
Aceptación: 15 Diciembre de 2010

 

 

© 2017 • Instituto de Arquitectura y Urbanismo, Facultad de Ciencias de la Ingeniería, Universidad Austral de Chile.
Teléfono/Fax: 56 63 221943 • Casilla 567 • Campus Isla Teja S/N • Valdivia • Chile
E-mail: