Revista austral de ciencias sociales - Casa Anwandter: Recorrido histórico y análisis para su recuperación estética
Revistas Electrónicas UACh
Web Sistema de Bibliotecas UACh
Formulario de Contacto Revistas Electrónicas UACh (OFF)
Revistas Electrónicas UACh - Revista austral de ciencias sociales
 
 no.9Diseño Actual de las Políticas Activas de Empleo en EspañaMaría Ester Grebe: Caminando Con Los Ngen  Indice de autoresIndice de materiabúsqueda de artículos
Inicio revistalista alfabética de revistas  
-
 
Revistas Electrónicas UACh - Revista austral de ciencias sociales
Revista austral de ciencias sociales

ISSN 0718-1795 versión on-line

  Texto completo PDF
 
  Como citar este artículo
  Agregar a favoritos
  Enviar a e-mail
  Imprimir HTML

  Rev. austral cienc. soc. n.9 Valdivia 2005




 

Revista Austral de Ciencias Sociales 9: 25-37, 2005

ARTICULO

 

Casa Anwandter: Recorrido histórico y análisis para su recuperación estética

 

Susana Muñoz Le Breton *

* Laboratorio de Conservación y Restauración. Dirección Museológica, Universidad Austral de Chile.


Resumen

Esta investigación nace de la necesidad de hacer reparaciones en la estructura y recuperación estética en la casa que alberga el Museo Histórico y Antropológico Maurice van de Maele de Valdivia. La Casa Anwandter es Monumento Histórico Nacional (MH) desde el año 1981, y es una de las tres más antiguas representaciones arquitectónicas construidas en madera nativa, que se conservan hasta hoy en la ciudad. Transformándose en el principal desafío determinar la intervención cromática de sus fachadas bajo el concepto de preservación histórica.

Palabras claves: Arquitectura - Monumento Histórico Nacional - Colonización alemana - Color

Abstract

This research comes out of the need to make structural repairs and aesthetic recovery to the building that houses the Historical and Anthropological Museum Maurice van de Maele in Valdivia. The Anwandter House, Historical National Monument since 1981, is one of the three oldest architectural representations built in native wood that is conserved until the present day in the city. The first challenge faced was to determine the chromatic intervention done to its facade under the concept of historical preservation.

Keywords: Architecture - Historical National Monument – Germany colonization - Color


 

Introducción

La mansión construida en la década de 1860 (Anwandter y Vargas, 1983: 69), es parte del conjunto de edificaciones más antiguas que se conservan hasta hoy en la ciudad, junto a la casa Haussmann, ubicada en calle Esmeralda, y la casa Plumas en Yungay 768, que según Gabriel Guarda (1998:50), señala sobre ésta última “Tiene el mérito de ser la más antigua del conjunto que tratamos, si no la más antigua de toda la ciudad, según lo indican las características de su construcción.”

Para este edificio histórico se señala como creador a uno de los más ilustres inmigrantes alemanes, y pionero en la industrialización valdiviana, Carl Anwandter Fick, no obstante, su construcción debió ser una empresa familiar como se desprende de diversos acontecimientos de la época (Grossbach, 2000: 318).

El uso del color -pintura exterior- tiene por misión fundamental la protección de la madera. La tonalidad o tonalidades son técnicamente un elemento secundario a la preservación de la estructura, sin embargo, bajo los preceptos de Conservación Histórica, la recuperación de la materia y la estética son áreas paralelas de igual relevancia, transformándose en un tema fundamental cuando se trata de edificaciones de carácter histórico que responden al estilo de una época y que, en definitiva, es lo que se pretende resguardar y dar a conocer a través de esta edificación. Por tanto, la indagación del cómo y con qué pintar se transforma en el tema central de esta investigación.

La madera, recurso diverso y abundante en la zona, es el elemento constituyente de la obra; su deterioro es inherente a las transformaciones químicas de su estructura, y la exposición a agentes de deterioros naturales y biológicos.

La edificación, como Monumento Histórico Nacional, obliga a establecer métodos y procedimientos de investigación así como la justificación teórica para la intervención de bienes muebles e inmuebles, según normativas internacionales, los que presentados a la comisión del Consejo Provincial de Monumentos de Valdivia y al Consejo de Monumentos Nacionales para su evaluación y autorización.

Antecedentes preliminares

La Casa Anwandter es propiedad de la Universidad Austral de Chile y fue declarada Monumento Nacional el 29 de octubre de 1981, bajo Decreto Supremo (DS) 7829. En la actualidad alberga al Museo Histórico y Antropológico Maurice van de Maele.

Instancia de creación

Ubicada en la llamada isla Valenzuela1, de propiedad municipal (Guarda, 1971: 217; Guarda, 1973: 15), la casa fue construida en uno de los cuatro2 terrenos adquiridos por Carl Anwandter, uno a nombre de él, otro a nombre de su hijo mayor Hermann, Richard y Theodor Körner.

 

Carl Anwandter señala que la isla fue loteada en un total de 50 parcelas (Anwandter 2001: 159), pero este número corresponde sólo a la parcelación inicial correspondiente a la ribera Este, su frente en dirección a la ciudad. El plano de loteo de la isla3 muestra en dirección Este y parte de la sección Norte una subdivisión de 48 propiedades; la punta Sureste en 46 parcelas más; detrás de la primera línea de propiedad, actual sector del Instituto Alemán, 43 parcelas más y Oeste con otras 46 parcelas de mayor superficie. La mensura la realizó el agrimensor Guillermo Reuter (Guarda 1973: 16).

 

Las parcelas se encontraban pobladas por bosque nativo y gran cantidad de manzanos, las que comenzaron inmediatamente a ser trabajadas por la familia, pasando su hijo Wilhelm (Grossbach, 2000: 250) a convertirse en el capataz oficial de las edificaciones en las cuales emplearon mano de obra local (Anwandter, 2001: 185).

En enero de 1851, habían iniciado la creación de una farmacia en el centro de la ciudad, la cervecería ubicada en la isla, y la producción agrícola en el terreno en Arique, actual Calle- Calle, este último a cargo de su hija Klara y Theodor Körner, su marido. Su hijo menor: Georg, le ayudaba y vivía con él en la farmacia4, mientras los otros siete integrantes de la familia se instalaron en las propiedades de la isla. En 1853 murió su esposa Emilie Fähndrich, pilar fundamental de la familia que sin duda fue clave en la decisión de agruparse y tomar como base de desarrollo familiar y empresarial la isla, ya que tres años después la empresa de Arique (Grossbach, 2000: 244) fue definitivamente abandonada, por lo que la familia debió comenzar a pensar en una edificación más amplia para albergar, si no a todos, a una buena parte de ella que iba creciendo rápidamente con la llegada de los nietos. Se estima que la consolidación de la industria cervecera y la construcción de la casona colindante al edificio principal de la empresa, debió desarrollarse casi en forma paralela (Guarda, 1980: 52). En 1851 la producción de cervecera ya estaba siendo distribuida en la ciudad (Krebs, 2001: 24) y para 1858, cuando ya era sustentable (Krebs, et al., 2003: 85), Carl Anwandter traspasó la propiedad y empresa a sus hijos y yerno, constituyéndose así la Sociedad Anwandter Hermanos. Su hijo mayor tenía 32 años, Wilhelm, 24 y el menor Georg 17 (Anwandter, 2002: 1), este último calificado por su padre un como experto carpintero. En 1859 Paul Treutler da cuenta del desarrollo urbanístico alcanzado por los Anwandter:

 

La isla estaba poblada únicamente por colonos alemanes, que pagaban al gobierno una renta vitalicia de 500 pesos al año. Era muy fértil se encontraba en muy buen estado para ser cultivada, y había en ella tantos manzanos, que se podían preparar 1.000 barriles de chicha. Mirada desde el desembarcadero de Valdivia, ofrecía un bellísimo golpe de vista. Frente a él, sobre la orilla del río, a una altura de más o menos 40 pies, se encontraba la magnífica cervecería de Herr. C. Anwandter, procedente de Calau. Consistía en un gran edificio principal, de dos pisos, y otros secundarios muy amplios, rodeados por cuidados jardines, que ostentaban los más hermosos árboles frutales y flores (Treutler, 1958: 288)

 

En la correspondencia que Carl Anwandter envió a Alemania contando los avances familiares (Grossbach, 2000:242; 248; 250) da cuenta de la organización de los miembros de su familia; cada uno tenía responsabilidades y atribuciones específicas, hecho que les permitió en el corto plazo, contar con una producción que les permitía instalar un departamento de distribución en Talcahuano y otro en Valparaíso, ocupándose de las necesidades sociales de la colonia, como la educación. Según la repartición hecha en 1858, que más tarde cede en forma testamentaria (Grossbach, 2000: 326), todas las construcciones, herramientas, animales etc. existentes en el terreno de la cervecería eran de la Sociedad Anwandter Hnos. por lo que, la instancia de creación de la casa debió responder a una necesidad familiar relacionada con la actividad cervecera y que por la época encabezaban sus hijos mayores y su yerno.

Recorrido estético

El estilo inicial de la casa estaba compuesto por un volumen compacto de dos niveles con corredores porticados centrados en el primer y segundo nivel. Este estilo, del que se conserva una imagen impresa -ver imagen 1 año 1875-, se aproxima más al Georgiano desarrollado en el Sureste de Estados Unidos. Esta tendencia estilística tan ajena al lugar de origen de la familia, que provenía de Calau, en la zona Luckenwalde (Held, 1970: 27), puede ser influencia de Ricardo Anwandter, su segundo hijo que vivió en el Suroeste de Estados Unidos alrededor de cuatro años (Schmid, 2001: 2) y que, posteriormente se transformó en el anfitrión de la mansión junto a su hermana Klara5.

 

 
Figura Nº 1. Casa y fábrica Anwandter, 1875.

 

 
Figura Nº 2. Detalle de la imagen anterior, 1875.

 

La modificación del estilo sobrevino con la recuperación de la estructura, después que fuera afectada por el fenómeno climatológico llamado Tromba marina ocurrido el 26 de Abril de 1881, que habría deteriorado la techumbre y el costado sur de la casa, Carl Anwandter cuenta por carta a Rudolph Amandus Philippi, en mayo de 1881, donde se constatan los efectos del fenómeno climatológico:

 

El 26 de abril tuvimos después de un temporal con granizo de tamaño extraordinario, un tornado fuerte (...) El camino del tornado casi [no] alcanzó el ancho de una cuadra, pero en este camino no dejó nada intacto. En nuestra cervecería se cayeron dos edificios, y techos de los demás quedaron muy deteriorados; en el centro sufrieron casi todos los edificios de la Plaza y de la calle Arauco. El edificio de la Intendencia fue trasladado cinco metros de sus fundamentos y después completamente transformado en ruinas (...) De la Iglesia, la torre fue destornillada y puesta en la plaza, sin dañarse el reloj ni la campana. La iglesia sufrió tanto daño que a partir de hoy la están demoliendo.

 

La reparación de la estructura llevó a darle un aspecto más modernista a la casa. Sobre la misma planta y primer piso se redujo el volumen del segundo nivel y entretecho a casi un tercio de la base, centrada sobre ésta misma, imprimiéndole, lo que se denomina en la actualidad, un estilo Neoclásico.

Los dos volúmenes laterales compactos que presentaba la primera fachada se transformaron en un volumen superior cerrado y centrado sobre la estructura base. Se cerraron los pórticos conservándose el de la puerta principal y, abriendo dos puertas más de doble hoja con arcos rebajados hacia el exterior. Se ampliaron las secciones intermedias hacia el antiguo corredor, y se mantuvo además, el techo de dos aguas.

 

 

Figura Nº 3. Aspecto final de la fachada principal, 1886 c.

 

Materialidad

Para su construcción se usó el buen recurso maderero, proveniente del bosque siempreverde6 de la zona de Valdivia, aprovechando la variedad en textura, dureza y ductilidad de cada especie, tanto en la estructura base como en la incorporación de elementos decorativos.

Las principales maderas usadas en la casa son, roble (Nothofagus oblicua) para cimientos y vigas de estructura7, laurel (Laurelia sempervirens) para el entablado exterior e interior8, alerce (Fitzroya cupressoides) en puertas, ventanas y elementos decorativos; tepa (Laurelia philippiana) para las columnas y lingue (Presea lingue) para el piso. El techo es de fierro galvanizado de acanalado ancho.

Transcurrir histórico

Para 1897, durante la visita del Presidente Errázuriz a la ciudad, la casa era habitada por gran parte de la familia, que en esa época estaba compuesta por los hijos, Richard, Hermann, Klara, Otto y Carl. Al parecer retoños los tres mayores, nacieron allí. (Schmid, 2001: 2). Después del incendio de la Cervecería en 1912, siniestro que arrasó con la mayor parte de las instalaciones de madera y ladrillo, el edificio fue reemplazado por una estructura de mayores proporciones de hormigón armado, inaugurado en 1913. En esta etapa, dentro de las modificaciones registradas sobre la casona fue cambiada su escalera de madera que recorría todo el frente y la escalera que permitía la bajada al río, por las de concreto que se observa hoy. Ver imágenes a continuación.

 

 
Figura Nº 4. Incendio del la fábrica, 1912.

 

 
Figura Nº 5. Entrada principal de la casona con la familia y oficiales del barco de Guerra Austro Húngaro, Saida; 1895.

 

 
Figura Nº 6. Detalle de la imagen anterior que muestra el entablado original que recorría todo el frente de la casona.

 

La Sociedad Anwandter Hnos. vendió, en 1916, la mayor parte de las acciones a la Compañía de Cervezas de Chile. La familia continuó administrando la empresa y es probable que la vivienda aún fuera habitada por algunos integrantes de la familia.

No hay certeza del año en que la residencia pasó, definitivamente, a formar parte de las actividades de la Compañía de Cervecería Unidas, la venta se realizó en el Conservador de Bienes Raíces de Valparaíso y tuvo dos modificaciones a partir de la primera transacción realizada el 27 de febrero de 1916.9 Se sabe que uno de los propósitos de la mansión fue el alojamiento de los ejecutivos de la empresa que venían a la ciudad, en una imagen tomada en la década de 1940, se aprecia claramente un cerco que divide el área de industria con el área de residencia de la casa.

 

 
Figura Nº 7. Panorámica de la Fábrica con la división hacia la propiedad la Casona, 1942.

 

El edificio principal de la industria se derrumbó tras del terremoto del año 60, sin embargo la casa Anwandter quedó sin deterioro estructural aparente, siete años más tarde la Universidad Austral de Chile, adquiere el terreno de 45.654 m² con el propósito de demoler la mayor parte de las edificaciones del interior, no obstante, a instancias del equipo de arquitectos10 de la época, la construcción de madera comenzó a ser restaurada ese mismo año, con el mismo destino que había tenido en las últimas décadas. El precio pagado por la propiedad fue de Eº 285.260 un valor que denota la devaluación generalizada de todos los terrenos de afectados por el terremoto y tsunami.

 

 
Figura Nº 8. Fábrica después del terremoto, 1960.

 

i se aplica la conversión de precios (Wagner, 2002: 2) tomando como valor referencial de una especie11 para el mismo año, que conserve su valor adquisitivo y de pertenencia en el mercado de ese tiempo y el actual, estableciendo además una comparación de factura y materia. Se establece que el terreno en valor moneda actual y comparativa entre el poder adquisitivo de la época vs. el actual, tendría un valor de $10.899.900, o bien se puede aplicar el siguiente ejercicio practico12:

El objeto en cuestión que en 1967 se vendía por Eº 285.260 de ese año correspondiente al terreno denominado ex CCU. Por otra parte, en el mismo año se vendía un abrigo de hombre de confección que aún existe en Valdivia a Eº 259. En consecuencia Eº 285.260 de ese año habrían comprado 1.101 abrigos. Ahora según la moneda y avalúo actual13 sólo el terreno –las propiedades tiene un avalúo por sí mismas14- donde se ubican los museos MAC e Histórico es de M$ 1.873.620 esta cifra compra hoy 1.892.545 abrigos.

La plusvalía del terreno sin duda se deben a factores de ocupación urbana, recuperación económica de la ciudad, etc., pero sin duda la ocupación del espacio y su uso han contribuido a valoración de la propiedad. Constituye sin duda un gran mérito haber apoyado la iniciativa de recuperar una edificación que en su tipo, paulatinamente se va transformando en baluarte de la construcción en madera de la zona sur de Chile.

La restauración

El proceso de restauración estuvo a cargo del Departamento de Arquitectura de la Universidad. Como primera medida se reforzaron las fundaciones de roble de 40 x 40 cm aprox. ubicadas a 60 cm de distancia, con un sobre cimiento de concreto que tuvo por propósito nivelar la edificación, respetando la altura original15, asimismo, se modificó el ala poniente del edificio con la eliminación de dos áreas anexas de un piso ubicadas en cada extremo en forma perpendicular a la planta principal, donde se ubicaban la cocina, sala recreación, área de servicio y la bodega (Ver Figura Nº 8, año 1960). En la actualidad ésta área exhibe un corredor porticado enladrillado con material proveniente de la fábrica.

 

 
Figura Nº 9. Fábrica en demolición, tras el volumen de la casa se ve una de las construcciones de servicio que tenía la casona, 1961.

 

En el interior la mansión se dividió en dos residencias que sirvieron de habitación tanto al primer vicerrector, como al vicerrector académico de la época.16 Posteriormente, se comenzó a gestar la idea de convertirla en sede del Departamento de Estudios Históricos y Antropológicos y Museo Histórico, instituto que había iniciado sus actividades en el año 1956, su instalación en la casa se concretó finalmente en el año 197117.

Intervenciones año 2002

Reparaciones en la estructura

La fachada presentaba deterioro de la madera en las cornisas, sobre el pórtico principal en el área superior derecha, y esquina superior derecha de la fachada principal. Presentaba además, pudrición rómbica de la zona media del entablado de las murallas dirección Norte y dirección Sur, y columna Nº 3 del corredor posterior de izquierda a derecha. Toda la madera deteriorada fue repuesta en estricto rigor, es decir, sólo se cambiaron las áreas o piezas afectadas como es el caso de la columna de pellín donde sólo se cambio el tramo afectado uniendo las partes con sistema de caja y espiga abierta.

La recuperación de la fachada se realizó con tablas de laurel que debieron ser especialmente elaboradas sobre piezas de 3 x 1 pulgada con un tingle moldurado18 y con rebaje hacia el área de unión.

Análisis de color Casa Anwandter

Justificación

Las demoliciones, terremotos, incendios y abandono han sido las causas que han provocado la rápida desaparición de las casas y edificios construidos en el siglo XIX. Aún cuando la comisión de Monumentos Nacionales ha intentado establecer mecanismos que aseguren la permanencia de esta evidencia histórica, a través de la zonificación de áreas urbanas y su protección mediante la declaratoria de área de conservación histórica; la escasez del recurso nativo, maderero, ha determinado la preservación de las edificaciones elaboradas con este material.

Otro aspecto fundamental en el caso de la ciudad de Valdivia ha sido la plusvalía de los suelos de fundación que, en definitiva, han determinado en algunos casos la sobre valoración del continente por sobre el contenido y su consecuente devaluación.

Como señala el Art. 1 de la Carta de Venecia19 esta mansión es una edificación arquitectónica aislada que dentro de su contexto histórico cultural, constituye un testimonio de época.

Conservar este sitio histórico dentro del marco que señala la Carta de Washington, sin duda que contribuye a hacer tangible nuestro pasado histórico, comprender y apreciar nuestra identidad cultural, y otorgarnos un sentido de enriquecimiento y continuidad histórica.

Criterio

En consideración a los primeros resultados de los sondeos realizados en diciembre del año 2001, que mostraban la presencia de amarillo y blanco sobre la fachada principal y, ante la diversidad de propuestas de intervención que se basaban en apreciaciones estéticas contemporáneas, pero, por sobre todo, frente a los antecedentes históricos hallados que establecía la presencia de una policromía sobre la fachada principal, se optó por el método científico.

En primera instancia se estableció que el estilo de la época de creación determinaba la presencia de un color de fachada distinto al blanco, y que por una tendencia del periodo histórico sólo la fachada principal debería establecer una correspondencia época-color. Por esta razón se descartó la toma de muestra en otras áreas distintas a la fachada principal debido a que evidentemente las otras tres no tienen el mismo recorrido de recubrimiento pictórico como la orientada al río en dirección Este.

Luego, se determinó, acotar el estudio a una fecha específica, definiendo un periodo que de cuenta del auge económico en relación con la fábrica de cerveza y unión familiar, que se reflejara además en la actividad social de la mansión y por tanto, en el carácter de representatividad que la casona debió tener en la sociedad valdiviana entre los años 1880 y 1912. Se seleccionó una imagen que muestra en detalle la fachada, ya que fue captada en el pórtico de la casa, en marzo de 1897, con motivo de una recepción ofrecida al Presidente de la República, Federico Errázuriz Echaurren (Ver Figura Nº 10).

 

 
Figura Nº 10. Familia e invitados para homenajear al Presidente de la República Federico Errázuriz E., 1897.

 

La fotografía fue transformada y reproducida por sistema digital y se transformo a valores tonales en blanco y negro, definiendo las áreas de muestreo. Posteriormente, y con el resultado del análisis de las muestras levantadas se hizo una relación comparativa con el resultado y valor tono de la imagen.

Por los antecedentes obtenidos a través de la recopilación de imágenes fotográficas, se demuestra que la coloración amarilla de la fachada comenzó a ser usada desde el momento de creación de la casa, tonalidad que se habría conservado hasta 1920, para posteriormente haber sido pintada de blanco con el ángulo las murallas Norte y Sur, de color más oscuro. La estructura de la muralla Oeste fue intervenida en el tiempo de la restauración, y en la actualidad presenta dos estratos bien diferenciados de color, el primero correspondiente al periodo de intervención y otro a la última capa de pintura.

Evidencia sobre las muestras de color extraídas de la fachada

El análisis de color se realizó seleccionando sectores de la fachada sobre la base de la valoración tonal de las imagen, recogiendo muestras20 para su análisis estratigráfico las que fueron comparadas y seleccionadas resultando una coloración final. Las áreas de muestreo se acotaron a:

a) Entablado de la fachada
b) Puerta
c) Decoración del pórtico, -columnas falsas
d) Borde de columnas falsas
e) Marco de ventana 1
f) Marco de ventana 2
g) Entablado pórtico
h) Techo

El análisis de las muestras demostró que en el entablado de la fachada principal se han usado dos colores: amarillo y blanco, ambos en similar proporción. Esta misma muestra estableció que el primer pigmento de color es efectivamente distinto al blanco, corroborándolo con la imagen fotográfica seleccionada y, comprobándose al tomar como referencia el color blanco de la imagen en el vestido de la niña que se encuentra situada a la derecha y las camisas de los varones.

En la muestra extraída de la puerta no hay evidencia de otro color distinto al blanco y su estrato es proporcional a las capas superficiales más tardías, por lo que se establece que la coloración café que se ve en la fotografía corresponde a madera natural es decir, las puertas son de alerce a la vista, que es coherente con el principio lógico de protección de la madera ya que las puertas se hayan protegidas por el pórtico, en cambio las ventanas de la misma materialidad que se encuentran expuestas a la lluvia fueron pintadas color café como se verá más adelante.

Las columnas falsas tienen un estrato bien diferenciado de color gris azulino, que corresponde a la época de la fotografía. El borde presenta en su primer nivel un estrato blanco, luego amarillo y finalmente estrato blanco correspondiente a la última época de coloración.

De las muestras extraídas en los marcos de ventanas se desprende que la estructura inmediata al vidrio tiene color café y estratos superficiales de color blanco; el reborde exterior presenta un primer nivel de blanco y uno siguiente de color gris que correspondería al periodo de 1897.

El entablado del pórtico cuenta con la misma estratificación que el entablado de la fachada.

Finalmente, en el techo se distinguen bien diferenciadas alrededor de nueve capas que componen el estrato de pigmentación, resumiéndose en un primer estrato pictórico que corresponde a rojo, siendo gris oscuro el segundo, azul el tercero y rojo el último. El estrato gris claro de apariencia poco compacta que se ubica sobre el primer rojo se especula que puede corresponder a ceniza producto del incendio de la cervecería en 1912.

Sobre la base de los antecedentes obtenidos se determinó rescatar la coloración amarilla de la casa, tomando en consideración el envejecimiento del aglutinante de la primera capa pictórica, y destacando por medio del color la ornamentación con la incorporación del color café y gris como muestra el diseño a continuación, además de estandarizado las tonalidades con carta de color PANTENE para intervenciones futuras.

 

 
Figura Nº 11. Sistema normalizado para la pintura de la casa Anwandter, 2002.

 

Agradecimientos

A Andrea Larroucau en edición, Humberto Vargas en antecedentes de intervención de la Casa, Claudia del Fierro en traducción, Gert Wagner en análisis de precios a través del tiempo y Eduardo Schild en avaluó de propiedades en la actualidad.

Notas

1 Isla Teja tiene actualmente una superficie total de 563,02 h.; Habitables: 150.9 h., no habitables: 412,12 h. Estudios Previos. Actualización Plan Regulador Valdivia 2005. DOV.

2 Propiedades que aumento a ocho. Los primeros cuatro terrenos corresponden a las hijuela numeradas desde el Nº 20 al Nº 27 que abarca el terreno actual; de la segunda sección hacia atrás de los primeros, desde el Nº 20 al 27 que actualmente corresponden al Instituto Alemán y Av. Los Robles.

3 El plano original del loteo se encuentra en el Deposito de Conservación de la Dirección Museológica, es una pieza frágil y deteriorada que requiere de restauración por lo que no se ha podido incluir una copia de él en esta edición.

4 En la época fue inscrita como: Botica y Jabonería. Estaba ubicada en calle Independencia, sitio tres. (Grossbach, 2000: 326).

5 Ver Fotografía año 1897. Recepción ofrecida por la Familia Anwandter al Presidente Errázuriz Echaurren. Archivo Fotográfico Dirección Museológica.

6 El bosque laurifolio valdiviano o siempreverde se distribuye preferentemente a lo largo de la Depresión Intermedia y faldeos de ambas cordilleras, desde el nivel del mar hasta aproximadamente los 800 m de altitud. http://www.fao.org/docrep/V9727S/v9727s09.htm. Visitado el 15 de julio del 2005.

7 Sistema documentado por Philippi (1950: 16): “se construía la casa como se hacen las casas de madera, pero en lugar de colocar vigas sobre cimiento de piedra, se colocaban sobre bloques de madera, de modo que no estaban en contacto con la humedad del suelo”.

8 “Las paredes no se hacían con barro o ladrillo, sino se revestían por dentro y por fuera con tablas. Era fácil empapelar las paredes interiores de las piezas, si no se clavaba antes un género sobre las tablas no cepilladas” (En Philippi 1950: 16). Sistema que se observa en casas edificadas hasta muy entrado el siglo XX.

9 Escritura de Compra Venta. Universidad Austral de Chile a Compañía de Cervecerías Unidas. Foja 415 año 1966-67 CBR, Valdivia.

10 Vargas, 2003.

11 Wagner, 2002. “Es fácil perder el sentido de las proporciones en comparaciones de este tipo, un corolario en buena medida dictado por nuestra experiencia en materia inflacionaria del nivel de precios. Aunque difícil de despejar totalmente, una manera de adquirir cierta intuición es comparar precios para un mismo año”.

12 Ibíd.

13 Informe de Tasación 2005, Dirección de Servicios y Departamento Jurídico UACh.

14 MAC: M$ 117.440 Museo Histórico: M$ 141.696. Ibíd.

15 El Arquitecto Humberto Vargas, señala, además, el uso de piedra laja como nivel para la viga de fundación con respecto al suelo. (Vargas, 2003).

16 En el ala izquierda habitó el Primer Vicerrector: Fernando Mongrado. En el ala derecha el Vicerrector Hernán Castro. (Vargas, 2003).

17 “El museo Histórico-Arqueológico fue trasladado desde el inadecuado subterráneo que ocupaba en Calle General Lagos, a la Casa Anwandter, en la isla Teja, donde ocupa algo más de a mitad del edificio”. En Memoria 1971 de la Universidad Austral de Chile, p. 20

18 Trabajo realizado por Carlos Rojas Boegeholz, único albañil que conserva cuchillos calibrables para la elaboración de molduras.

19 Normas Internaciones para países adscritos al ICCROM (Centro Internacional de Estudios para la Conservación y Restauración de los Bienes Culturales).

20 Cortes de 1 mm.

Bibliografía

Anwandter, Carl. 2001. Desde Hamburgo a Corral. Diario de viaje a bordo del Velero Hermann. Valdivia, Ediciones Universidad Austral de Chile y Pehuén Editores.

Anwandter, Sergio. 2002. “Genealogía de Richard Anwandter Fähndrich”. Valdivia, inédita, en poder del autor.

Anwandter, Sergio, Vargas, Humberto. 1983. “Museo Histórico y Antropológico, Valdivia, Chile”. Revista SUMMA, Colección Temática, La Madera una tradición perdurable. 2/85: 68-69.

Aranda, Diego, Llarena, José María Tenajo, Rafael. 1920. La Colonia Alemana en Chile. Santiago, Ediciones Aranda, Llarena y Tenajo.

Conservador de Bienes Raíces. 1966-67. Escritura de Compra Venta. Universidad Austral de Chile a Compañía de Cervecerías Unidas. Foja 415, Valdivia. CBR

Grossbach, Günter. 2000. Carl Anwandter. Biographie. Valdivia, Ediciones Instituto Alemán Carl Anwandter.

Guarda, Gabriel. 1980. Conjuntos Urbanos. Histórico Arquitectónicos. SS XVIII y XIX, Santiago, Ediciones Nueva Universidad.

_____________. 1998. La Tradición de la Madera. Santiago, Ediciones Universidad Católica de Chile.

_____________, 1973. La economía de Chile Austral antes de la colonización alemana 1645-1850. Valdivia, Ediciones Universidad Austral de Chile.

_____________, 1971. “La economía de Chile Austral”. Santiago, Revista Historia, Universidad Católica de Chile, 10:205-342.

Held, Emilio. 1970. “Documentos sobre la colonización del Sur de Chile”. Santiago, Edición Colección Histórica de Emilio Held.

ICCROM, Carta de Venecia. 1964. http://documentos.arq.com.mx/Detalles/26328.html. Visitado el 07 de julio del 2005.

ICCROM, Carta de Washington. 1987. http://arqs.info/esp/icomos.html. Visitado el 07 de julio del 2005.

Krebs, Ricardo. 2001. “Carl Anwandter y la Colonia alemana en Valdivia”. En: Desde Hamburgo a Corral. Diario de viaje a bordo del velero Hermann. Valdivia, Edición Universidad Austral de Chile y Pehuén Editores.

Krebs, Andrea; Tapia, Ursula y Schmid, Peter. 2003. Los alemanes y la comunidad chileno-alemana en la historia. Santiago, Edición Liga chilenoalemana.

Treutler, Paul. 1958. Andanzas de un Alemán en Chile. 1851-1863. Santiago, Editorial del Pacifico.

Schmid, Peter. 2001. “Recopilación historia familiar”. Santiago, inédita, en poder del autor.

Philippi, Rodulfo. 1950. “Los orígenes de la Colonización Alemana en Chile”. En: Los Alemanes en Chile su primer centenario. Santiago, Liga chileno alemana.

Wagner, Gert. 2002. Conversión de Precios a través del Tiempo: Un Lente para comparar en el Tiempo. Instituto de Economía. Santiago, Pontificia Universidad Católica de Chile.

Vargas, Humberto. entrevista año 2003.

Fecha recepción 16-05-2005
Fecha aceptación 31-10-2005

 

 
 

© 2017 • Facultad de Filosofía y Humanidades, Intituto de Ciencias Sociales, Universidad Austral de Chile
Teléfono/Fax: 56 63 221476 • Casilla 567 • Campus Isla Teja S/N • Valdivia • Chile
E-mail: